Claves para el éxito de los emprendedores

Basado en un artículo de Luz Mara Sande, autora del Primer Laboratorio de Creación y Comunicación de Marcas de América Latina, DECROLY Digital resume y sintetiza en Claves para el éxito de los emprendedores el pensamiento de la autora. Nuestro objetivo consiste en posibilitar una reflexión seria a nuestros lectores a la hora de emprender una actividad profesional o empresarial. En estos momentos turbulentos de crisis generalizada más que nunca la sociedad necesita emprendedores soñadores y optimista, pero realistas también.

Existe un dato contrastado a nivel internacional: El 80% de los emprendedores fracasan antes de transcurrir cinco años desde el inicio de su actividad. Los futuros emprendedores deben tener presente este hecho antes de enfrentarse al desafío de crear una empresa. Una de las cualidades que debe poseer un emprendedor tiene que ver con una actitud y mentalidad abiertas a la reflexión y al aprendizaje

Los fracasos no deben ser atribuidos, exclusivamente, a factores externos como las dificultades a la hora de acceder a créditos, problemas financieros, impuestos elevados, competencia agresiva. Muchas veces, coinciden en esta afirmación los analistas y expertos, el problema radica en el desconocimiento sobre el propio negocio del emprendedor.bbb31

De acuerdo con datos de organismos internacionales, en un altísimo porcentaje, el fracaso se debe a una mala gestión. El éxito de una micro, pequeña o mediana empresa está condicionado por los conocimientos del empresario. Pero el conocimiento puede y debe adquirirse y, desde luego, es un factor clave para la supervivencia de la empresa.

Luz Mara Sande destaca una serie de claves para alcanzar el éxito empresarial y que deberán ser tenidas en cuenta por los futuros emprendedores:

1.     El producto. Debe tener valor para un público objetivo. No tendrá éxito ofrecer vacaciones en Saturno, por muy ilusionante que pueda ser la idea.

2.     La marca. Hay quien piensa que para iniciar una empresa solamente es preciso tener un producto o servicio y dinero suficiente para la inversión. La marca te identifica frente al público objetivo

3.     Convencimiento y pasión. La pasión es contagiosa. Cuando el emprendedor la siente y es capaz de trasmitirla a todo su equipo y a su público objetivo, los resultados generalmente no se hacen esperar.

4.  Compromiso. Los emprendedores deben estar comprometidos, dispuestos a perseverar y trabajar arduamente para llevar su negocio a buen puerto. Emprender es un maravilloso camino que requiere de una inquebrantable voluntad. El éxito nunca llega por casualidad. Es el resultado del trabajo dedicado y sostenido de quien vive su negocio con pasión y convicción

5.     Conocer el valor del producto o servicio. Nadie comunica lo que desconoce.

6.     Saber qué se quiere comunicar. Si conoces en profundidad el producto o servicio, podrás hablar de aquello que lo hace único, exclusivo, que lo diferencia del resto.

7.     Conocer la mejor manera de comunicar. Los emprendedores no deben perder la oportunidad de manifestar su valor, en cada momento que se les presente, y hacer que se recuerde en cada momento que se hable de su producto o servicio.

8.     Controlar la comunicación de la empresa. El emprendedor debe ser consciente de la importancia de elegir personas capacitadas para llevar adelante la comunicación de su empresa.

9.     Innovar. El emprendedor debe incorporar el cambio como parte de su realidad. Estar atento a las oportunidades, innovar y asumir riesgos evaluados con responsabilidad son pasos necesarios para el crecimiento en el mundo de hoy. La innovación permanente que respeta y potencia las diferencias resulta un elemento esencial para el crecimiento. Lo que hace que algunos negocios triunfen sobre los demás son sus diferencias, no sus similitudes.

10.  Aprender de los errores. Las dificultades deben afrontarse como experiencias de las que aprender. Todo obstáculo representa una dificultad pero también una oportunidad para aprender y crecer.

11.  Aprender del entorno. Hay que estar atento a lo que ocurre en el mundo. Viajar, suscribirse a revistas especializadas, relacionarse con otros emprendedores, navegar por Internet nos permite estar actualizados.

12.  Formación permanente. La educación y la formación son la mejor inversión. El emprendedor debe hace de ellas un compromiso permanente e ineludible. La formación incorpora conocimientos, genera ideas y da vida al negocio favoreciendo una acentuación positiva de la difer4encia.

13.  Invertir. Los resultados no llegan solos. Hay que invertir.

14.  No apostar solamente por el precio. Si lo único que te diferencia es el precio, pronto vendrá alguien que ofrezca ese o similar servicio o producto más barato. A los clientes no les importa pagar por un producto o servicio cuando perciben su valor y diferencia. La clave radica en descubrir y comunicar su diferencia. Ello da valor a la marca y permite cobrar lo que realmente vale el producto o servicio.

15.  Recurrir a profesionales y gente capacitada. Muchos emprendedores fracasan por querer cubrir todos los papales del negocio y no rodearse de las personas adecuadas.

16.  Seleccionar el equipo adecuado. Es básico para logar el éxito. Es importante que los integrantes de su equipo compartan sus valores y comprendan la esencia de su negocio, para poder trasmitirla a sus clientes con efectividad. Todo emprendedor debe ser capaz de contar con un equipo integrado, donde cada uno cumpla con eficacia los roles que le corresponda.

17.  Establecer objetivos a medio y largo plazo. Las cuentas a pagar, los impuestos, los sueldos, la reposición de materiales y otros problemas cotidianos suelen colmar el tiempo y las preocupaciones de los emprendedores, provocando que muchas veces los temas a solucionar cada día los lleven a perder sus objetivos más profundos.

18.  Rodearse de gente positiva y optimista. Para crecer, es necesario rodearse de gente con visión, que busque avanzar hacia el futuro y no tema a los desafíos. Cuando queremos crecer, el impulso de otros funciona como empuje a nuestro propio impulso, así como si lo permitimos, el freno de los demás, frena nuestros propios sueños.

19.  Practicar una actitud positiva, de gratitud y reconocimiento hacia los propios logros.

20.  Sentirse mecedor del éxito. La energía de nuestros pensamientos es clave para crecer. El éxito está disponible para cualquiera que quiera alcanzarlo con suficiente pasión. El único que pone límites a los sueños es uno mismo. Lograrlo depende, también, de uno mismo.

Vivimos unos momentos difíciles, de crisis sin precedentes. El futuro es impredecible. Por ello, el mundo empresarial debe consolidar su organización como elemento imprescindible para establecer la diferencia con sus competidores y tener su propio espacio.

Se pueden copiar productos, vender más barato, buscar una imagen más o menos parecida con la competencia. Pero las diferencias que proporciona el capital humano, son un factor de distinción. Un elemento esencial es, sobre todo, la implicación de cada empleado en la filosofía y la política de su empresa. De nada servirá que todos los empleados tengan una alta cualificación y especialización, un excelente currículo, si no se les implica en el día a día, motivándoles en el desempeño de su tarea.

En fin, toda crisis representa una oportunidad. ¡Busca y encuentra la tuya!

Deja un comentario