Boxeo

Por Myriam Acereda, alumno de SAO (accésit)

 

Un deporte también para las mujeres

 

El boxeo es un deporte en el que dos personas tienen que luchar únicamente utilizando las manos, protegidas con guantes y vendas para las muñecas. Se hace en un cuadrilátero y sólo puedes utilizar de cintura para arriba. En el boxeo gana quien más puntos consiga y quien menos fallos tenga durante la pelea.

 

Las normas del boxeo se crearon en 1743, pero las reglas que están ahora vigentes son las de 1889, ideadas por un marqués, que fue quien inventó los guantes.

 

Desde siempre ha sido un deporte que se considera masculino, que afecta al sexo femenino por el género pero, Myriam Acereda Muñizcon el paso del tiempo, el reconocimiento de los derechos de las mujeres y la lucha contra la discriminación, han hecho que el boxeo femenino se incluya y que además haya pasado a ser parte, como por ejemplo, de los Juegos Olímpicos en 2012 y de los Juegos Panamericanos en 2011, añadiéndole además en varias categorías.

 

El boxeo se inició en Inglaterra, pero desde finales del siglo XIX se fue difundiendo por otros países y no fue solo anglosajón, pero principalmente se fue extendiendo por los países que tenían influencia británica o estadounidense, como en Argentina, Paraguay, España, Filipinas, México, Puerto Rico, etc.

 

En el boxeo aficionado se cuentan otras cosas ya que no es lo mismo que el profesional. En el aficionado es obligatorio llevar un casco protector, y el sistema de puntos se centra más en el golpe limpio aterrizado antes que en el golpe que pueda causar daño físico. Los guantes de los aficionados llevan una franja blanca en los nudillos y un golpe es considerado cuando conecta con la parte blanca de los guantes. Cada golpe que dan en el torso o en la cabeza es un punto. El árbitro controla la pelea para asegurarse de que todos los golpes son limpios.

 

No se puede agarrar porque la persona sería penalizada y el árbitro podrá parar el combate si ve que uno de ellos está herido con algo que no sea leve, si uno de ellos domina demasiado al otro y ganaría la pelea definitivamente, o si ve que los marcadores están muy desigualados.

 

Pero después está el boxeo profesional que es muy diferente del aficionado. Estos encuentros duran mucho más que los de aficionado, unos diez o doce asaltos, aunque los cuatro asaltos son comunes en gente que tiene menos experiencia. Anteriormente tenían que hacer quince asaltos pero lo recortaron a doce para proteger la seguridad de los peleadores. Los protectores de cabeza en el boxeo profesional no están permitidos y a los boxeadores, por lo general, les hacen sufrir mucho más castigo, ya que el árbitro en esta categoría no parará la pelea a no ser que tenga una lesión que no sea leve, por lo que el otro ganará por nocaut técnico. También, a diferencia del aficionado, los boxeadores profesionales están obligados a llevar el pecho descubierto, mientras que los otros tienen que llevar una camiseta.

 

Deja un comentario