Proyecto de FP Dual en Decroly

La Formación Profesional Dual, aprobada en Cantabria durante el pasado verano, se pondrá en marcha en nuestro centro el próximo curso 2014-2015

 

En España hay más de dos millones de jóvenes que no trabajan ni estudian y la Formación  Profesional Dual  puede ser una herramienta para revertir esta tendencia.PCA, foto Queremos presentaros en este artículo el proyecto en el que está ya trabajando nuestro centro.

 

Os recordamos  que la Formación Profesional Dual permite trabajar en una empresa mientras se recibe formación -por ejemplo, mientras se estudia en algún ciclo formativo- para obtener un título académico.

 

El pasado 12 de agosto, el BOC publicaba la Orden ECD/84/2013, de 30 de julio, que regula la Formación Profesional Dual del sistema educativo en Cantabria. Este sistema pretende impulsar una nueva forma de organización de la formación en los ciclos formativos  de modo que, posibilitando la simultaneidad en el tiempo de la formación  en el centro educativo y en la empresa, se ofrezcan en la actual situación socioeconómica  estímulos positivos, tanto al alumnado para que no abandone sus estudios, o a los trabajadores con escasa o ninguna cualificación para que los comiencen, como a las empresas demandantes de trabajadores cualificados.

 

Nuestro centro se ha puesto a trabajar en la preparación de un proyecto (en realidad con varios acuerdos específicos) que permita a nuestros alumnos de grado medio y grado superior compaginar, a partir de segundo, su formación en el centro y en la empresa. De las modalidades de FP Dual que permite la normativa cántabra, DECROLY ha decidido aplicar la Formación compartida entre el centro de formación y la empresa, o lo que es lo mismo, consiste en coparticipar en distinta proporción en los procesos de enseñanza y aprendizaje en la empresa y en el centro de formación.

 pca

En estos momentos, los diversos equipos docentes están preparando el programa formativo de cada ciclo. No quisiera dejar de mencionar el impagable esfuerzo de los profesores, y en especial de los tutores de estos grupos, invertido en la preparación de estos programas. Sólo quien ha trabajado en estas tareas sabe el sacrificio que las mismas entrañan, añadido a las otras mil labores que nos lleva el día a día.

 

Los equipos docentes están definiendo unos programas de formación para cada uno de los alumnos en alternancia, donde se concretarán las actividades formativas que está previsto realizar, y que formarán parte del acuerdo. El programa, no podía ser de otra manera,  está siendo coherente con las capacidades, contenidos y resultados de aprendizaje de cada ciclo formativo, de manera que permita un desarrollo curricular coordinado y la realización de actividades acordes con los diferentes programas formativos.

 

Nuestro centro ya ha comenzado a informar y orientar a todas aquellas personas interesadas en participar en los proyectos. Esta información y orientación facilitará que nuestros alumnos puedan tomar una decisión fundamentada sobre su participación en el proceso, incluyendo los aspectos más relevantes del proyecto. Antes de que lleguen las navidades, ya tendremos una primera aproximación de los alumnos interesados en participar.

 

Al mismo tiempo, estamos acordando con una serie de empresas y organizaciones sectoriales la posibilidad de incorporarles en el proyecto. Su compromiso es imprescindible para que el proyecto funcione. Y es que mejorar la formación, la cualificación y el desarrollo personal de los jóvenes que inician su profesionalización en un campo determinado, va a redundar en beneficio de todos, empresas incluidas, al establecer entre los centros educativos y las empresas ubicadas en el ámbito territorial de Cantabria un proceso simultáneo, integrado y coordinado de formación y aprendizaje.

 

El programa formativo que está preparando nuestro centro va a fijar un mínimo de 900 horas de formación en la empresa que se añadirán  a las casi 1.600 horas de formación en el aula y a las 410 horas que representan la Formación en Centros de Trabajo (FCT) “tradicional”. Estas horas en la empresa se empezarán a compaginar durante el segundo curso con la formación en el aula y supondrán alargar la formación en otros dos trimestres que los alumnos desarrollarán en el tercer curso. No hace falta decir lo que esto puede suponer para estos alumnos y la “ventaja competitiva” que van a obtener sobre sus compañeros. A cambio, eso sí, ampliaran en un curso su formación hasta obtener el título.

 

También son claras las ventajas para las empresas. Una mayor presencia del alumno en el lugar de trabajo supone un mayor compromiso por ambas partes y una mayor posibilidad de alcanzar unos resultados de aprendizaje que favorezcan  a alumno y empresa. La normativa permite que las empresas bequen a los alumnos por estas estancias. Aunque entendemos que estamos en tiempos de crisis y que la estructura empresarial en nuestra región es la que es -predominando las pequeñas (o incluso micro) empresas en nuestro tejido industrial y de servicios- también entendemos que las empresas deben realizar un pequeño esfuerzo que premie económicamente a los alumnos.

 

En definitiva, creemos que la FP Dual, que también es una de las apuestas más fuertes de la futura  Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), pretende prestigiar la FP y aumentar el número de jóvenes que opten por estos estudios, pues mientras que el porcentaje de alumnos en FP de España ronda el 32 por ciento, en Europa asciende al 58 por ciento. Hasta ahora, de los 100.000 alumnos que este año han cursado FP, sólo 600 se han estrenado en el modelo dual. Durante este curso 2013-2014 serán unos 1.800, el triple -cifra todavía muy pequeña-. Creemos sinceramente que las empresas deben planteárselo como una inversión. Alumnos, empresa y centros de FP debemos cambiar el chip.

 

Sólo un dato final: Los registros del paro juvenil, que en España supera el 50% frente al 7% de Alemania, ¿no corrobora esto, es decir, la necesidad de cambiar el sistema educativo?

 

Deja un comentario