El libro digital: la nueva apuesta de la agencia editorial Sandra Bruna

En octubre de 2013 la agencia editorial Sandra Bruna presentaba a los medios su innovador proyecto SBe&books, y hoy, casi un año después, ya tiene treinta títulos publicados

 

El gran gigante de ventas, Amazon, ha elegido tres de sus obras para hacer promociones especiales, y la trilogía de una de sus autoras ya foto Carmenpuede comprarse en papel bajo el sello editorial Esencia del Grupo Planeta. Todo un logro para un proyecto que nació con ganas en un mundo editorial que sumaba un año más de recortes, y que ya venía muy tocado tras acumular importantes caídas de ventas desde el comienzo de la crisis.

 

Tradicionalmente la agencia Sandra Bruna tenía una parte importante de su negocio en el descubrimiento y potenciación de nuevos autores (ellos fueron quienes descubrieron a Ildefonso Falcones y su “Catedral del Mar”), pero cada vez se encontraba con más frecuencia las puertas cerradas a la publicación. Respuestas como “el libro es perfecto, pero nadie conoce a su autor”, hacían que apesadumbrados tuvieran que dejar escapar a autores con gran potencial sólo porque eran nombres desconocidos.

 

Resultaba un hecho que el modelo tradicional de agente literario estaba quedando cada vez más obsoleto, y que en este mundo de cambios vertiginosos, había que reinventarse. Y en ese contexto volvieron la vista al libro digital, con cifras como la cuarta parte del total de libros vendidos en Estados Unidos, y una tasa de crecimiento del 100% anual en términos de beneficios. Y aunque en Europa las ventas del libro digital aún están bastante por debajo de estas cifras, cada vez es mayor el número de personas que adquieren un dispositivo electrónico, y con más frecuencia puede verse cómo éste reemplaza al tradicional libro en papel en los medios de transporte y en los lugares de ocio.

 Carmen1

Cada vez es más frecuente que los editores prefieran buscar en la red quién tiene muchas descargas, y así apostar por lo seguro. Y Sandra Bruna aprovechó esta oportunidad. Ahora mismo, todas las obras que llegan a la agencia pasan por un filtro de lectura, comenta su directora, y si se ve que alguna en concreto tiene la calidad adecuada, pasa a incluirse en el proceso de edición en formato digital, que habrá de culminar en su publicación en las distintas plataformas bajo el sello de la agencia. De esta forma, las editoriales pueden fijarse en el número de descargas en Internet para decidir llevarlas al papel.

 

Todo esto sucede en un momento en el que los especialistas coinciden en que la convivencia de libros en papel y enCarmen2 formato digital se irá haciendo cada vez más estable. Cada uno de ellos ocupará su espacio natural en el mercado, los precios se ajustarán a las exigencias de los consumidores, y surgirán nuevas soluciones de lectura de libros. De hecho, ya existen iniciativas de libros electrónicos en bibliotecas, o el pago mensual por un acceso a un gran catálogo de títulos para e-book.

 

Resulta evidente que el formato digital, como nuevo canal para acercarse a los lectores, es el gran reto que debe gestionar el mundo editorial en los próximos años. Y desde el sello SBe&books van a seguir cultivándolo para crear nuevas oportunidades para todos.

 

 

 

 

 

Deja un comentario