Un día de convivencia

Los seis grupos de Formación Profesional Básica, en este trimestre,  hemos disfrutado de un día “diferente”, un día en el que valiéndonos de las posibilidades que nos proporciona nuestra bonita ciudad, hemos convivido muy agradablemente profesorado y alumnos

 

Desde Decroly tenemos muy claro que una manera de motivar a nuestros chicos/as y contribuir a que se sintieran integrados y felices de Merche-5-150x150pertenecer a nuestro centro es cambiar el modelo de enseñanza. Consideramos que tan importante como conseguir los conocimientos en Administración e Informática (familias a las que pertenecen los ciclos que tenemos en el centro), es educar en valores, uno de los pilares básicos de un futuro ciudadano.  Por este motivo,  los tutores de estos grupos Sergio Arroyo, Alfonso Diego, Carolina Palacios, Natalia Solana, Sergio Ibáñez y yo misma, consideramos necesaria la elaboración de una serie de actividades que realizaremos a lo largo del curso y que nos apoyarán en nuestra labor de educar. De esta forma, planeamos como una de las actividades del curso 2015/2016 el hacer una salida de convivencia aprovechando el buen tiempo de este otoño. En esta actividad los alumnos estuvieron acompañados por sus tutores y su profesora Blanca Díaz.

 

Dicha jornada comenzó saliendo de  Decroly Perines a las 9,30 de la mañana e iniciando un largo y relajante paseo por la Alameda de Oviedo hasta llegar a la plaza de la Catedral, nuestra primera merche 2parada. Allí comentamos  algunos detalles de la arquitectura de este monumento religioso, así como del edificio de Correos y el Banco de España. Del Centro Botín ya sabían algunas cosas e intentamos aprender algo nuevo; se quedaron muy sorprendidos cuando vieron a dos obreros poniendo el recubrimiento de la fachada “pieza a pieza”, algo impensable para muchos de ellos que normalmente carecen de paciencia y es algo que tendrán que trabajar.

 

Proseguimos nuestro itinerario por los Jardines de Pereda y el maravilloso paseo al borde del mar contemplando las fabulosas vistas y los pescadores que con paciencia esperaban impacientes que algún pez picase. merche 3El Monumento a los Raqueros, junto al homenaje a Pepe Hierro, fue nuestra siguiente parada obligatoria; allí hablamos sobre lo que significaba aquel monumento que casi todos conocían, y recordamos la historia de cómo antaño, los jóvenes se veían obligados a tirarse al agua si querían coger alguna moneda de las que les lanzaban.

 

Observamos los barcos y yates atracados en Puerto Chico, donde algunos fantasearon imaginándose en el futuro en posesión de alguno de ellos. Seguidamente pasamos por el Dique de Gamazo y allí comprendieron para qué se utilizaba y cómo se reparaban los barcos; paseamos también por la Duna de Zaera para disfrutar de las maravillosaIMG_2085s vistas que ofrece nuestra bahía. Ya en el Parque de Gamazo, zona poco conocida por ellos, decidimos hacer otra parada para poder disfrutar de las tumbonas tan estratégicamente colocadas.

 

Atravesamos la pasarela de madera de la Playa de los Peligros y entramos en la Península de la Magdalena, donde nuestro recorrido llegaba a su fin. En los alrededores del Palacio de la Magdalena disfrutamos de un poco de tiempo libre que aprovecharon para jugar un animado partido de fútbol (alumnos de primero, IMG_20151111_120923 - copiacontra los de segundo –aunque también se animó algún profesor– con la victoria de los alumnos de primero;eso sí, lo más importante fue la buena convivencia y deportividad que se observó en todo momento). 

 

En definitiva, una actividad que todos hemos calificado de muy positiva y que nos animará para hacer muchas más durante este curso.

 

Deja un comentario