La importancia de luchar por lo que quieres

Por Jesús Ignacio Arenal, alumno de MMI (4º Premio)

 

A todos de pequeños nos han hecho esta pregunta: “¿Y tú qué quieres ser de mayor?”. En la mayoría de los casos respondíamos ocupaciones que ni si quiera sabíamos qué hay que hacer para conseguirlo. Ahora es cuando más debemos valorar las cosas

 

Probablemente no soy el único al que cuando era pequeño le han hecho sus padres, abuelos, conocidos y demás gente la pregunta anteriorment04-Jesús Ignacio Arenale mencionada: “¿Y tú qué quieres ser de mayor?”. Yo como la mayoría de los niños decía lo que estaba de moda o cosas en las que había que pasar por muchas aventuras al cabo de la jornada. Me acuerdo que a veces decía que iba a ser policía, otras veces bombero, espía, astronauta, etc. Como todos los niños inocentes de entre 4-8 años más o menos, sabía que el policía detiene malos, el bombero apaga fuegos y el astronauta es capaz de llegar a sitios donde nadie puede, lo que no sabía era el esfuerzo que había que hacer para llegar a esas metas.

 

Este pensamiento puede ser general entre la mayoría de los lectores de este artículo, porque a medida que vamos creciendo nos damos cuenta que cada vez las cosas son más difíciles (dejando de lado el tema de la crisis, recortes, etc.) y hay que hacer las cosas bien, paso por paso, para que nadie pueda recriminarte nada.  Aunque cuando tienes la madurez de pensar esto probablemente es porque ya te hayas dado cuenta de que es demasiado tarde para solucionarlo, como es mi caso; deseaba algo, tuve pésima suerte y no pude conseguir una de mis preciadas metas.

 

Os preguntareis qué propósitos tiene un chico joven como yo, con 16 años, en un PCPI de Mantenimiento y Montaje Informático y sin ningún dato más reseñable. Podríais pensar que soy demasiado joven para no poder cumplir un objetivo marcado y obviamente no me refiero a lo de ser policía, bombero o astronauta. La gente mayor pensará que soy demasiado joven y mi única preocupación debe ser estudiar y ser sano, pero no. Yo tengo como idea que la edad en la que se empieza a pensar como una persona madura son los 13 años y ya he tenido 3 años para ponerme metas, conseguir unas y fallar en otras, incluso conseguir algo y luego fallar y viceversa. Con esto mi intención es expresar a algunos adultos que dicen que a mi edad no hay preocupaciones y que nuestra vida es rutina, mi disconformidad con esa opinión.

 IMG_9229

Dejando de hablar de mí mismo, pienso en gente que ha sudado litros y litros para conseguir su propósito y me doy cuenta que también hay mucha gente que lo tiene absolutamente todo sin luchar ni marcarse sus objetivos; ahí es cuando pienso que la sociedad está mal repartida. Veo el telediario al salir de clase y no dejan de salir ancianos desahuciados que no tienen posibilidad de conseguir dinero porque las pensiones para los jubilados siguen bajando y no tienen un hogar en el que convivir; veo que parejas jóvenes que han tenido mala suerte en los estudios, pese a luchar, y no pueden ni dar de comer a sus hijos. Por el otro lado veo políticos con sueldos altísimos robando; veo que los millonarios pagan el mismo porcentaje de impuestos que las personas que no tienen ni para comer. Después de ver todo esto en un programa diario de una hora aproximadamente, pienso en todo lo que me queda por vivir, todos los telediarios en los que voy a tener que ver a gente muriéndose de hambre y a gente inaugurando museos y encima no nos damos cuenta y votamos a personas incapaces de cambiar esta situación. El problema es que no todos luchamos por lo que queremos, ni defendemos nuestros derechos y libertades, porque yo puedo ponerme en contra de esta situación, y tú, pero si no nos juntamos todos no conseguiremos nada.

 

“La unión hace la fuerza”. Seguro que ese refrán le has escuchado miles de veces y no te has parado a pensar su significado, yo de primeras tampoco lo hice. Lo comprendí en los momentos malos, como cuando un amigo está triste y le ayudamos entre todos y como cuando hay que cargar con algo pesado que nos ayudamos entre varios. Pensad que si no nos juntamos todos y ayudamos a la gente que está en una mala situación y no mostramos nuestro disgusto a la gente que no es solidaria, no conseguimos nada. Ejemplo de algo bueno es el programa “Entre Todos” en TVE por las tardes, al que acude gente que está en una mala situación y llama gente solidaria y ayuda económica y anímicamente a personas que en realidad lo necesitan.

 

Mi opinión personal y resumida es que no damos el 100%  de nosotros ante todo. Debemos luchar por ser lo que queremos, pero no un día y ya está, hay que luchar hasta conseguir nuestras metas, por lo que es nuestro, por el futuro y por la sociedad en general. Siempre me han enseñado que “si quieres, puedes”.

 

 

Deja un comentario