Como la vida misma

Por Celso Gil, alumno de SMR2A(accésit)

 

“En tu vida puedes hacer de todo un problema o de todo una solución, según qué camino elijas, tendrás tu vida llena de problemas o llena de soluciones”

 

La vida no es fácil y eso lo sabemos todos, nadie regala nada y hay que luchar para conseguir nuestros objetivos. No me gusta que haya personas que dig11-Celso Gil, SMR2Aan que todos tenemos las mismas opciones a lo largo de nuestro camino por la vida, es totalmente incierto porque como es mi caso he tenido que superar muchos obstáculos en mis 21 años de vida.

 

Todo comenzó cuando yo tenía 14 años, mis padres se separaron, lo que conllevó a que yo dejara los estudios. La causa principal fue que con el mal ambiente que reinaba en mi casa, no me ayudaba a centrarme. Como represalia tomé una de las decisiones más erróneas que he cometido en mi vida. Me separé de mis amigos de la infancia y empecé a juntarme con la gente equivocada. Yo utilizaba como excusa la calle para alejarme del mal ambiente que había en casa. Así estuve dos años, sin estudiar, sin ayudar en casa y apareciendo lo menos posible por allí.

 

Todo cambió el día que en casa hubo una discusión muy fuerte, lo que fue decisivo para que ese día mi padre dejara de vivir en casa con mi madre, mi hermana y yo. A partir de ahí tomé la decisión de centrarme de nuevo, estudiando porque no podía ayudar económicamente en casa con mis escasos estudios. Necesitaba formarme y así poder ayudar en un futuro. Además, otro motivo más que me ayudó a salir de este bache fue que volví a salir con mis amigos de la infancia. Este cambio de chip fue muy positivo. Hice un PCPI y aprobé la prueba de acceso a grado medio. De nuevo surgió un problema: Ahora no era el querer seguir estudiando sino el poder hacerlo. Lo que quedaba de mi familia se sostenía económicamente con poco dinero lo que me llevó a estar buscando trabajo sin éxito. Al no encontrar nada, la opción que me quedaba era seguir estudiando a pesar de la mala situación que había en mi casa.

 

El rayo de esperanza llegó cuando mi hermana encontró un trabajo, lo que ha sido y es una pieza fundamental para que yo pueda permitirme seguir estudiando. Después de esto llega otra nueva barrera pero esta vez es insuperable. Mi madre contrajo una enfermedad de la vista incurable que no le ha permitido seguir trabajando.

 

Actualmente estoy terminando el grado medio que quise hacer y me toca decidir de nuevo qué camino me toca seguir: continuar estudiando un grado superior, lo cual conllevaría más gastos que no se puede permitir mi familia, o arriesgarme e intentar de nuevo encontrar trabajo. Personalmente me gustaría seguir con mis estudios pero no todo depende de mí.

 IMG_9199

Es por estos motivos y otros más, que es totalmente incierto que todas las personas tenemos las mismas posibilidades. Yo pienso que hay que saber luchar y no ahogarse en un vaso de agua, porque creo que hay cosas más importantes por las que preocuparse, no todo es tener novios o salir de fiesta continuamente sin tener ninguna responsabilidad en mi vida.

 

Por todo ello me da rabia que haya gente que teniendo todos los recursos posibles se preocupen por nimiedades de las que no deberían preocuparse. Ésta es la razón que me ha llevado a escribir estas líneas y estoy seguro de que muchos de los que lean este artículo pensaréis como yo.

 

Deja un comentario