Memorias de una joven

Por Manuel Nguema Obono, alumno de AyF 2º (accésit)

 

Espero verte más pronto que tarde, le dijo una joven a su amada patria al inmigrar, dejando atrás todo aquello que había conocido; pese a que sabía que no era fácil dejar de lado la etapa vivida, ella estaba dispuesta a emprender un nuevo viaje para volver con más fuerza y conocimientos para su patria

 

La joven se llama Andeme, vivió algo menos de un cuarto de siglo en su selva 20160213 Manuel Nguema Obono AYF2 Memorias de una jovenecuatorial verde, húmeda, aprensiva, mágica, y un sinfín de adjetivos que se resumen a una sola palabra, Maravillosa.

Después de haberse instalado en su nuevo destino y tras varios años asimilando la extraña situación, se sentó, exhaló y decidió ponerle unas letras a su querida patria:

  • Andeme:  ¿Cómo pasa el tiempo?, y parece que fue ayer cuando decidí emprender este nuevo camino; después de tanto tiempo ¿cómo te ha tratado la vida?Después de 4 años viviendo lejos de mi selva, me esperaba encontrarme con una sociedad evolucionada y respetuosa con el prójimo, me he dado cuenta de que todavía viven en el siglo XVI en el que la ignorancia de la gente les lleva a hablar como si supieran y escuchándoles ahondas más en su ineptitud. Aquí el que no corre vuela, expresiones de ellos (ja, ja, ja), primero te convencen de que hay que estudiarse la historia de ellos porque así fue vivida, pero luego cuestionan otras historias como las Bíblicas, ¿te lo puedes creer?, apenas saben freír un huevo pero ya se creen con los argumentos suficientes para dar lecciones. El mundo al revés, la gente mayor es maltratada, los niños apenas miran los libros de la biblioteca porque todo se lo dice SAN GOOGLE, (ja, ja, ja).A veces y solo a veces se me forma un nudo en la garganta tan grande, que solo me queda dormir y relajarme mientras sueño con el verdor de mi tierra, los recuerdos de corretear junto a los demás niños entre árboles, las broncas con algún vecino, las tardes de lectura de “EL PIRATA GARAPATA” bajo tus ramas con una brisa relajante golpeándote la cara de forma sutil.    Atte. Andeme

 

  •  
  • Prefiero no seguir que me conozco, decirte que te quiero mucho y que te extraño un montón.
  • Pero también tienen cosas buenas, algunos son tan cultos que te quedarías anonadada de ver tanta sabiduría personificada. Me gustaría contarte tantas cosas, tengo infinitas ganas de acabar con mi periplo por estas tierras y volver a mi cuna rodeado de madreselvas y enseñarte todo lo que he aprendido.
  • La otra noche tuve ganas de abandonar y volver a tu lado, sé que me preguntarás porqué, y te comento un poco.
  • Querida Patria:
  • Patria: La verdad es que ha pasado tanto tiempo que pensé que te habías olvidado de mí, la vida no me ha tratado muy mal, estoy ya mayor pero me he quedado perpleja con todo lo que me has estado contando. Los años pasan para todos y en algún momento aprendemos a pensar antes de hablar, a escuchar para aprender y no para responder. Veo mucho sentimiento en tus letras y eso me emociona todavía más, también veo que has crecido bastante y que sigues aprendiendo de los golpes que nos va dando la vida. Con lo que, ten muy presente lo aprendido y espero volver a tener noticias tuyas, procura ser la mejor en todo lo que hagas y si no sale bien, no te preocupes, la vida sigue. 

 

  • Atte. Tú patria
  • Tu familia está muy bien y no ven la hora de que estés de vuelta, te queremos mucho y no olvides que como dijo CJ.JUNG “Pensar es difícil, es por eso que la mayoría de la gente prefiere juzgar”. Y acuérdate también de ANTONIO MACHADO que dijo: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.
  • Querida hija:

Al terminar su periplo en el extranjero volvió a su patria, se encontró con que de aquello no quedaba nada más que un mero recuerdo, había sido explotada por todo el que pudo, sin sentimiento de culpa y no le habían dejado ni las lágrimas que de ella emanaban como si de una fuente en tiempos de lluvia se tratara.

Su patria fue devastada con la ayuda de sus dirigentes y no le quedó más que llenarse de fuerza y valentía para levantar a un pueblo que había sido violado por gente que les prometió falsas promesas. Y justo en ese momento, se le acercó un muchacho que le dijo entre la hambruna el polvo y el sollozo: –ya nos lo advirtieron y no hicimos caso.

En ese momento se acordó de un texto bíblico que dice: “Se apresura a ser rico el Avaro, y no sabe que le ha de venir pobrezaProv. 28:22; Le tendió su mano al muchacho y le dijo, saldremos de ésta.

Deja un comentario